Relatillo 1 (Inicio)

Ahora si que me lío la manta a la cabeza y me lanzo a lo desconocido.

Hasta el momento estaba escribiendo para compartir pensamientos y reflexiones, un poco en función de mis apetencias, pero después percibir la confianza que tiene Juanjo en mis capacidades, acepto el reto, y bueno un libro, no, pero algún “relatillo”  para entretener, no digo que no.

Empiezo el primero y si os interesa continúo. Pero me lo tenéis que decir, en clase, por correo, o como queráis.

——-

Dedicado con cariño a mis alumnos y alumnas de todos los tiempos.

Espero que nadie se moleste ya que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.  😉

——-

Capítulo 1

A las 19h Alba escuchó el sonido del whatsapp, sonrió y cogió el móvil. Desde que conoció a Miguel el domingo de Pascua todas las tardes recibía su mensaje.  Le extrañó un poco ya que le había dicho que el viernes estaría entrenando a esa hora.

No, no era Miguel. Había un mensaje en el grupo de clase que normalmente tenía silenciado, pero ya había pasado una semana.

¿No ir a clase el martes?¿Después de las vacaciones de  Pascua?

Recordó la experiencia de la última vez. Algunos de sus compañeros no habían ido a clase el último día.

Alba asistió porque quería saber la nota del último examen de contabilidad y resolver algunas dudas. Además ese día habían dicho que harían clase normal.

Entendía que Marga quisiera aprovechar la mañana para quedar con su novio. Siempre estaba hablando de él, estudiaba el Ciclo Superior de Administración y Finanzas en horario de tarde,  pero ella ya había faltado bastante a clase por sus problemas de alergia.

La tarde antes, el whatsapp del grupo, en el que normalmente nadie escribía, echaba humo, con Marga a la cabeza intentando convencerles para que ninguno fuese a clase. Muchos habían escrito que no irían, pero al final fue un buen grupo. Alba en todo momento les dijo que ella pensaba ir.

Fue una mañana agradable. Los profesores estuvieron más simpáticos de lo normal y había logrado avanzar la mayor parte del trabajo de vacaciones con la ventaja de poder solucionar dudas. Además en el patio se juntaron con los del ciclo de Actividades Comerciales y  rieron un montón.

A las 19:03h Marga, estaba nerviosa, se arrepentía de  haber escrito y enviado el mensaje al grupo. Sabía que podía convencerles, pero la tutora había llamado a cada uno de los padres o madres de los que se pelaron las clases y  muchos habían sufrido las consecuencias. Ernesto no estuvo muy amable cuando se encontraron en la heladería y la culpó del castigo que le pusieron sus padres

¿CONTINUARÁ?

Anuncios