Experiencias alumn@s – Víctor

Empezamos esta sección con la experiencia en primera persona de un alumno de ciclos, Víctor, que nos cuenta su trayectoria.

Fui profesora de Víctor hace 5 años, cuando Comercio solo era un curso y yo impartía unos cuantos módulos en ese ciclo, antes de reformarlo en Actividades Comerciales. Me acuerdo de aquel grupo con cariño.

Por una razón que no entenderé, Raúl de 1ºGA,  ha esperado hasta el final de curso para decirme que son hermanos.

Me alegré mucho de que Víctor viniera a saludarme cuando acompañó a su hermano a recoger el boletín de notas. Me contó cómo le iba y le invité a que escribiera su experiencia para poder compartirla con vosotros.


 

IMG_2479

Soy Víctor Manuel, tengo 22 años, y, como muchos, he cursado Ciclos Formativos. Primero Grado Medio, después Grado Superior (ambos de Comercio y Marketing) y, aunque no sea lo habitual, actualmente estoy en la Universidad de Valencia, en la carrera de Economía.

Me gustaría compartir mi experiencia con el objetivo de que este camino hacia la Universidad sin necesidad de cursar Bachillerato cada vez se normalice más y no se trate de casos aislados.

Mayoritariamente elegimos Ciclos Formativos con la intención de dejar nuestros estudios y salir al mercado laboral cuanto antes. No obstante, hay que pensar que nuestros objetivos a lo largo de la vida pueden variar o ampliarse, así que si logramos alcanzar esos objetivos quizás sea buena idea proponerse otros nuevos que vayan más allá.

En mi caso acabé la ESO con unas ganas tremendas de no volver a tocar un libro de texto en mi vida, así que, como os podéis imaginar, Bachillerato no entraba en mis opciones. Un profesor me animó a cursar Ciclo Formativo, nos sentamos a ver la infinidad de opciones que ofrecían y todas las puertas que habría hacia un Grado Superior y hacia el mercado laboral.

Así que empecé a cursar primero de Comercio, sabía que el curso en sí me gustaría (por eso lo elegí), lo que no sabía es que me devolvería las ganas de seguir estudiando, de aprender más, pues lo que nos enseñaban tenía luego una aplicación en el mundo laboral y eso me motivaba a la hora de querer aprender.

Hice las prácticas en Celio (una tienda de ropa) y cuando las acabé me contrataron en una zapatería que acababan de abrir. Aunque había encontrado trabajo, que era mi objetivo inicialmente, ya tenía decidido que quería cursar Grado Superior, así que me ajustaron los horarios para poder compaginar trabajo con estudio.

En Grado Superior la experiencia fue similar, cada vez me sentía más autorrealizado estudiando y, además, empecé a interesarme por la economía, así que a lo largo de los dos años de curso me decidí por entrar en la Universidad.

Para acceder a la Universidad se hace mediante la nota media que se obtiene en el Grado Superior y se puede aumentar hasta 4 puntos haciendo dos exámenes de selectivo (que valen hasta 2 puntos cada uno), esta es con la primera ventaja que me encontré, ya que tenía una nota media bastante elevada, y respecto a las dos asignaturas que tenía que estudiar hablé con el instituto donde hice la ESO para poder acudir de oyente a esas dos clases de Bachillerato.

Otra ventaja de entrar a la Universidad mediante ciclos la encontré en asignaturas como, por ejemplo, contabilidad, ya que el nivel que se estudia en los ciclos formativos es más elevado que el que se estudia tanto en la carrera de Economía como en la de ADE. Tanto es así que si hubiese cursado el grado superior de Administración en lugar del de Gestión comercial me hubiesen convalidado algunas asignaturas.

Aunque, por otro lado, he sufrido no tener suficiente base en ciertas materias como, por ejemplo, en matemáticas y estadística, pero he tenido la suerte de poder contar con la ayuda de profesores y compañeros para ponerme al día rápido, y con mucho esfuerzo y mucha ilusión me creé una base sólida e incluso obtuve Matrícula de Honor en estadística de segundo.

Si cuando elegí estudiar Ciclos Formativos alguien me hubiese dicho que acabaría en la Universidad en lugar de trabajando le trataría de loco, ya que mis objetivos eran al revés, sin embargo, esos objetivos se modificaron y este septiembre empezaré tercero de carrera y respecto al trabajo lo tuve que dejar porque se me hizo muy difícil compaginarlo, aunque sí es cierto que tengo compañeros que consiguen compaginarlo, así que no es imposible.

Esta es mi experiencia con los ciclos, me abrieron puertas al mercado laboral y me reconciliaron con los estudios. Escoger ciclos puedo asegurar que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado. Por ello espero que los estudiantes de ciclos, decidan trabajar o seguir estudiando, contemplen las dos opciones y no solo una, y saquen el mayor provecho a sus decisiones y a todo lo que nos aportan los Ciclos Formativos.


¡¡¡Muchííísimas gracias, Víctor Manuel!!

Espero que os haya gustado. Aprovecho para invitaros a los que habéis estudiado ciclos, a que os animéis y compartáis vuestra historia. Cada uno tiene la suya y sus puntos de vista, algunos después del ciclo empezasteis a trabajar, otros  continuasteis estudiando,  habéis hecho un CFGS, un grado, oposición, estudios que no tienen nada que ver con el ciclo en el que empezasteis… lo que sea.  

Si pensáis que ESTUDIAR CICLOS VALE LA PENA estaré encantada de que colaboréis conmigo en este proyecto.

Un saludo.

 

Anuncios