Cantando una canción con este título, y acompañando a los alumnos que quisieron participar en el Festival de Villancicos del centro, finalizamos el viernes la última jornada del trimestre y de este 2018, con la posterior comida del claustro de profesores.

Han sido casi cuatro meses intensos, y he terminado realmente agotada, pero a la vez agradecida. Agradecida por mis alumnos y alumnas, y por la suerte de ser profesora.

Así que aterrizando  ya en la celebración de la Navidad y con la alegría de pasar estos días rodeada de mi familia y de mis amigos, aprovecho para hacer mi  pequeña reflexión sobre esta primera parte del curso.

Soy tutora de 2º GA y al alumnado de mi tutoría ya le di clases el curso pasado. Juntos nos lanzamos al flipped classroom, al aprendizaje cooperativo y a la gamificación buscando un aprendizaje en el que tuvieran más protagonismo.

Es un grupo que acoge las propuestas. En el que se respira compañerismo, que percibe y agradece el trabajo que realizo. Es una suerte para mi contar con ellos, una clase así inspira y motiva.

Me hizo mucha ilusión la tarjeta que escribieron para felicitarme la Navidad y agradezco el detalle tan bonito que me regalaron.

Este año en Empresa en el Aula, el trabajo diario se basa en el aprendizaje cooperativo, mientras aprendemos el funcionamiento de los departamentos de una empresa, y seguimos con la gamificación para repasar. Después de este trimestre ya se lanzarán a las FCT.

En los cursos de 1ºGA y 2ºAC durante esta primera evaluación hemos tenido oportunidad de conocernos.

Al principio, percibo que les cuesta pasar al modo de aprendizaje activo que propongo. Intento que vean mi intención de  guiarlos y acompañarlos para que se involucren con nuevas propuestas. Vamos dando pasos.

El flipped classroom para Técnica Contable ha funcionado muy bien en una gran parte del grupo, aunque ha costado despegar en el resto. Tengo esperanzas de que todos lo aprovechen en el  próximo trimestre, y poder disfrutar con el proyecto “Salvando a Bianchini”.

Espero tener tiempo para ir plasmando y compartiendo las experiencias realizadas en el aula.

¡Qué importante es que los alumnos de Ciclos Formativos, vengan bien orientados y que hayan elegido ellos como primera opción un determinado ciclo!

Es una pena que elijan un ciclo porque piensan  que no son capaces de hacer un Bachillerato, o bien porque ha sido un ciclo de última opción.

En bastantes casos observo como su motivación da un giro total, siendo sus familias las primeras en agradecerlo. Lamentablemente en algún otro cuesta mucho superar ese concepto negativo, por lo que a veces hay alumnos que acaban abandonando.

Aunque mi objetivo es valorar con una mirada positiva, el trimestre también ha tenido sus momentos duros, pero voy aprendiendo a centrar mi atención en lo importante:  Mis alumnos y aquellas personas con las que es posible establecer relaciones de sinceridad y confianza.

Otro aspecto positivo de este año  ha sido interactuar con otros profesores y profesoras a través de redes sociales. Participar en un claustro virtual de docentes implicados y motivados, los cuales vivimos situaciones similares en el mismo sistema educativo y con características sociales comunes

He tenido la oportunidad de colaborar en proyectos como Flipped en Femenino, poder participar con mi alumnado en “Selfie Emprendedor” y realizar algunas publicaciones

Ha sido muy interesante para mi la participación en FlipConSpain, en la que desvirtualicé y conocí a estupendos profesores y profesoras.

Llega ahora un tiempo de descanso y desconexión. No por mucho tiempo pues  en mi cabeza surgen ya ideas y proyectos para el próximo año.

Os deseo una  Feliz Navidad y que el 2019 llegue rebosante de momentos felices.

Anuncios