Ha llegado el final del trimestre. ¡Ya es Navidad! 

Aunque no tengo unos objetivos marcados respecto a escribir artículos en el blog, si que me gusta, al menos, realizar una valoración trimestral. Aprovechando estos días de descanso y celebración, he encontrado un hueco para recoger las experiencias vividas.

Reconozco que este primer trimestre ha sido duro y han habido momentos de cansancio y desilusión. Partía de unas expectativas previas, en relación a la experiencias de cursos anteriores, pero cada curso y cada grupo es diferente. 

En estos primeros meses, es necesario reajustar lo programado con la realidad del aula, lo que no siempre es fácil,  y hace que nuestro día a día sea todo lo contrario a la monotonía. 

Dos grupos nuevos y una tutoría. 70 alumnos con nombre y apellidos, con sus historias, sus caracteres, su adolescencia, sus mochilas a cuestas (algunas muy pesadas), su relativa capacidad para relacionarse con compañeros y profesores, para adaptarse a un centro distinto, su motivación por aprender…

No ha sido fácil, insisto. Pero mi propósito, cuando me paro a valorar, no es caer en la queja si no buscar un enfoque positivo. 

Llegado este momento puedo decir que experiencias positivas que compartir han habido unas cuantas, y la relación con mis alumnos ha tenido también sus momentos especiales.

Empiezo a preparar el curso en verano. El primer día de vacaciones me encontré, a casi 500 km de mi casa a Jose que iba a ser mi alumno durante este curso en 2º Actividades Comerciales. 

Ha sido el primer estudiante con discapacidad visual que he tenido, por lo tanto tengo que realizar adaptaciones en los recursos  que le permitan seguir la marcha del curso. 

Se me ocurrió que la solución podían ser utilizar  podcast. Empecé elaborando alguno por mi cuenta, y más tarde lo propuse como tarea al resto mis alumnos en las primeras unidades. Aunque Jose prefiere utilizar su propio lector de documentos, nos ha servido como una oportunidad para poder utilizar esta herramienta y ha sido una de las actividades en las que se involucró toda la clase . Comparto alguno de los resultados.

Respecto a la clase de 1ºGA, es un grupo implicado  con el que desarrollo el enfoque Flipped Classroom en Técnica Contable. Este año como novedad he introducido las “Notas Cornell”, siguiendo el ejemplo de otros profesores que utilizan la clase inversa . Os muestro los resultados de la valoración realizada por mi alumnado.

Más adelante os contaré con detenimiento nuestro proyecto  SuperContables del que tenéis en el blog y canal de youtube  los recursos que voy preparando. También difundo en Twitter.

Por mi parte, buscando nuevos aprendizajes he realizado recientemente un curso de Escritura Creativa impartido desde el INTEF. Mi intención en este caso, era aprender técnicas para mejorar la escritura con mi alumnado, pero se convirtió en un reto inesperado, del que publico el desarrollo y valoración de la experiencia.

En mi centro, el último día antes de vacaciones,  celebramos la jubilación de Manolo, que fue profesor mío y más tarde compañero. Siempre le agradeceré que creyera en mis capacidades y su apoyo desinteresado en los buenos y malos momentos. Desde aquí también le quiero mostrar mi aprecio y agradecimiento.

A nivel personal, mi reto de los últimos años ha sido poder conciliar mi vida familiar. Muchas veces siento que le dedico demasiado tiempo a mi trabajo, que me apasiona, pero no quiero  descuidar a quienes tengo más cerca. 

Entre mis buenos propósitos del año que va empezar está poder pasar más tiempo juntos y  continuar realizando el proyecto familiar que iniciamos el curso pasado, con el objetivo de difundir la lectura y practicar la competencia digital, entre otras cosas. 

De momento lo vamos consiguiendo, así que con ilusión me despido invitándoos  a nuestra Buhardilla Encendida.