Hoy hemos compartido en nuestro centro una sesión de “Buenas prácticas”. He sido invitada a explicar a mis compañeros de claustro el trabajo que vengo realizando en el aula.

En realidad me encontraba un poco nerviosa, ya que aunque comparto a través de mi blog, nunca había tenido la ocasión de hacer una  exposición delante de un grupo tan numeroso de profes, desde infantil a ciclos formativos. Por otro lado, considero que es importante que vayamos compartiendo nuestro trabajo e ir aprendiendo unos de otros.

El título del tema ya había sido elegido de antemano.  Debía hablar sobre “Gamificación y productos digitales”. Sé que ante estas palabras  puede sentirse curiosidad, escepticismo, indiferencia, o bien rechazo.

No me gustaría que se redujesen estos temas simplemente a ¿qué  y cómo se hace? Si no más bien, a entender el por qué  y el para qué. Así que antes de entrar en materia he intentado explicar cual ha sido mi  punto de partida

En mi caso, 20 años de experiencia en el aula y 14 como madre, me han enseñado mucho.


https://es.slideshare.net/BrendaQuezadaLpez/artes-creatividad

Por otra parte, considero que la actitud de encontrarse en aprendizaje permanente nos permite INNOVAR. Porque innovar simplemente es “cambiar las cosas introduciendo novedades”. En nuestro caso se trataría de buscar cómo enseñar para que el alumno que tengo delante aprenda. Aprender para enseñar.

Cada alumno, cada grupo son diferentes. Nos encontramos en una sociedad cambiante donde continuamente se producen modificaciones a nivel de organización, legislación, etc. de los que es imposible escapar.

Respecto a los temas que me han propuesto tratar. Me gustaría decir que “No hay nada nuevo bajo el sol”. Muchas veces estamos  proponiendo y realizando unos determinados trabajos en el aula, a los que ahora se conoce con un nombre atractivo, generalmente en inglés. De manera que a lo mejor, solo os descubro su nombre actual.

CUESTIONES QUE SUELO PLANTEARME:

¿Cómo educar a este alumno que tengo delante hoy? ¿Se puede aprender jugando? ¿Qué puedo hacer si tengo pocas horas de clase y quiero que mis alumnos estén bien preparados para el mundo laboral ? ¿Puedo dedicar las clases a la práctica y que preparen la teoría en casa?¿Es necesario corregir tantos ejercicios para que aprendan los alumnos?¿Es bueno el trabajo cooperativo?…

Cada profesor, como persona, es única. Es positivo  que seamos conscientes de las fortalezas que cada uno de nosotros tenemos: contador de historias, talento artístico, creativo, con interés por las TIC…  para que busquemos también como “disfrutar” de nuestra vocación mientras enseñamos.

En mi caso me automotiva el seguir formándome, leyendo libros, mediante cursos online,  a través de redes sociales…

Así que, mi propia experiencia, formación  y la línea educativa del centro, hacen que mi trabajo se apoye  en:

Metodologías activas.

Aprendizaje cooperativo

Clase al revés (Flipped Classroom).

Pensamiento visual (Visual Thinking).

Innovación tecnoeducativa.

Os dejo con mi presentación. Está repleta de recursos a los que se puede acceder de forma interactiva: tutoriales,  artículos propios y también recursos que comparten generosos docentes en la red y que iré ampliando.

Para verla hay que pulsar sobre la imagen o en el enlace inferior.

Espero que os resulte útil. Un saludo.

Buenas prácticas por Coral Garcí­a

Anuncios